Últimos mordiscos

  • Alba Wild
  • Sergio Garrido De La Torre
  • Skarlet
  • Melyna
00912955
Hoy
ayer
Esta Semana
Sem. Anterior
Mensual
Mes anterior
Total
107
1501
10078
767513
38461
55965
912955
Tu IP: 3.239.51.78
24-01-2021 01:20

MI “CUÑAO”ES… EL ELEGIDO (Sectas, iglesias, congregaciones y turbas varias)

 

GETSEMANÍ– MONTE DE LOS OLIVOS – JERUSALÉN – (PALESTINA) 07 de Abril de 0030, 22´40 Hora Zulú.

 

Todo empieza con la imagen mostrada desde arriba, de un grupo de once hombres con túnicas, sentados sobre la hierba de un pequeño altozano charlando, al parecer, esperan a otros dos que están un poco más arriba dentro de una pequeña parcela llena de olivos.  La conversación se va animando conforme pasa el rato, y la cámara hace un plano picado acercándose a ellos para oír lo que dicen.

 

(Pedro)- ¡No lo veo chicos… no lo veo!

 

(Santiago)-¿Por qué Pedro?, el concepto está muy claro, ¿Qué es lo que te resulta difícil de aceptar?

 

(Pedro)- No acabo de entender toda esa historia que nos explicaba Jesús durante la cena, que quieres que te diga, no me cuadra con la tradición...

 

(Juan)- ¡A ver Pedro… no seas cerrado de mente!, la verdad es que a mí también me sonó extraño lo que nos contó, pero la verdad es que le he estado dando un par de vueltas al asunto, y cuanto más lo pienso, más posibilidades le veo…

 

(Pedro)- Pues debe ser cosa mía, pero la verdad es que cuando pienso en lo que diría mi madre de esto, con lo apegada a las costumbres que es, no creo que lo aceptara en absoluto… ¡Y mi padre ya ni hablemos…!

 

(Simeón)- ¡Eres muy cerrado Pedro…! mira como Judas lo ha visto claro en seguida… ¡Joder, ese tío es un visionario!

 

(Pedro)- ¡Vale…! me quieres decir que soy el único…

 

De golpe, el objetivo parece retroceder pero solo para pararse en seco y volver a avanzar rápidamente hasta las cercanías de las otras dos personas que charlan dentro del cercado y así poder escuchar el dialogo.

 

(Jesús)- ¡Ayayay Judas… que nervioso estoy!

 

(Judas)-¿Qué ocurre Jesús… por qué tan inquieto?, ¿Acaso algo te preocupa?

 

(Jesús)- Pues sí, claro que estoy preocupado Judas, piensa en lo que vamos a hacer, todos van a volverse en contra nuestra, nuestros propios compatriotas nos despreciaran porque creerán que intentamos menospreciar la tradición, cuando en realidad, lo que vamos a hacer esta en el Antiguo Testamento. Y por otro lado, los romanos, celosos de que el pueblo pueda seguirnos en masa, intentaran desacreditarnos y darnos caza como si fuéramos malhechores comunes… ¡es todo tan complicado!

 

(Judas)-¡Se fuerte Jesús… estoy seguro de que tanto mis hermanos, como yo mismo seguiremos tu visión allí donde nos lleve…!

 

(Jesús)- No se… no lo veo claro… Pedro no parece muy convencido, creo que en algún momento, depende de cómo vayan las cosas, negara incluso que me conoce. Y tú… ¿de verdad estás seguro de que en algún momento no me traicionaras?

 

(Judas)-¡Como puedes pensar eso de mi Jesús…! yo sería incapaz de hacer nada que te pusiera en peligro…

 

La cámara vuelve a desplazarse para mostrarnos de nuevo el primer grupo que sigue su charla, hay que aclarar que estas dos conversaciones se realizan simultáneamente por lo que no hay paso de tiempo apreciable entre ambas.

 

(Pedro)- …que no tiene clara toda esta movida del pan y el vino que nos contaba durante la cena?

 

(Andrés)- Madre mía hermanito… ¿lo puedes dejar ya?, mira que eres pesado, Jesús, a veces habla en “metafueras”, que no sé exactamente lo que quiere decir, pero que es algo relacionado con hacer trampas, para que cuando dices las cosas en realidad te estés refiriendo a otras, y lo del pan y el vino es una de esas ocasiones, no me pidas que te lo explique bien, pero sé que es una especie de ejemplo.

 

(Tadeo)- ¡Si… tu hermano tiene razón Pedro!, a veces eres muy “plasta”, aun recuerdo la que montaste porque empezamos a llamarle “Maestro”… Estuviste días y días dando la matraca con lo de que “… ¡Ni li llimiis Miistri, pirqui ni insiñi nidi, is ini filti di rispiti cin lis miistris di virdid!…” – todos se ríen a carcajadas con la parodia de Pedro que hace Tadeo, quien parece el graciosillo del grupo.

 

(Felipe)- ¡Al final solo conseguiste que se deprimiera y dejara de lado el proyecto aquel que tenia para darle uso a la carpintería de su padre!… ¿os acordáis chicos?

 

(Bartolomé)-´¡¡Es verdad, es verdad…!!, la idea esa de construir los muebles por adelantado y venderlos más baratos y por piezas para que los montaran los compradores siguiendo las instrucciones de un papiro siempre me pareció muy creativa, y al final, lo agobiaste tanto que la dejo de lado.

 

(Pedro)- ¡Si claaaaro!, porque que un carpintero de Judea, llame a sus productos , “MESA  AßDEMELEC”, “SILLA BETSÆBÉ”, “ESTANTE NABUCØDØNØSØR”, “CANASTO MOîSÉS”, o  “JARRA SENÅQUERIB”, os parecía la mar de normal ¿no?... ¡venga yaaaa pelotas, que sois todos unos pelotas!

 

(Tadeo)-¡Sin faltar eh…! que total, solo había que pulir un poco lo de los nombres raros para llamar a los elementos… y además, Él por lo menos es carpintero y me figuro que algo sabrá de ello más que tu, que al fin y al cabo eres ex-pescador, recalco por si no ha quedado claro… ex-pescador, es decir, negociabas con sardinas y bacalao… y eso si había suerte, ¿o es que ahora te has vuelto diseñador de interiores?

 

Todos se ríen de la frase excepto Pedro, que frunce el ceño irritado, Tadeo sigue hostigándolo con acento zumbón…

 

(Tadeo)-¡Porque claro… como ahora te has cambiado el nombre! – Todos miran a los dos con aspecto divertido, de fondo se oye un “¡¡¡UUUUUUUUHHH!!!” colectivo de expectación, la cara de Pedro ha adquirido el color de un tomate completamente maduro, mientras que en los ojos entrecerrados de Tadeo hay un brillo burlón.

 

(Pedro)- ¿QUE PASA CON MI NOMBRE? – dice Pedro en tono glacial.

 

(Tadeo)-Nada… que al señor le parecía que tener un nombre griego era poco elegante… y se lo tenía que cambiar, porque le daba CEFAS-leas… - Se parte de risa, y entre el resto también resuenan risas más o menos disimuladas mientras Pedro parece a punto de echar humo por las orejas- ¡Esperaaaaaa… espera no te enfades… solo era una broma!, mira, ¿que tal si lo dejamos correr, comemos algo y hacemos las paces? –se gira a los demás y señala a uno de ellos- Andrés, tú que también eras pescador, acércate al mercado y compra algo de marisco para hacerle algún plato especial a tu hermano,  unos CEFAS-lopodos o algo así…

 

Todo el grupo estalla en carcajadas a costa de la cara de Pedro que completamente cogido a traición por el chiste durante unos momentos se queda sin saber que decir, Andrés cae al suelo sujetándose el estomago, presa de un ataque de risotadas  tan violento que incluso se le saltan las lagrimas, lo que provoca que de los ojos de su hermano parezcan salir puñales en su dirección, al cabo del rato, las risas van menguando hasta detenerse, y por fin Tadeo, secándose las lagrimas, levanta las palmas hacia Pedro en signo de “bueno, va lo dejo…”, y le dice con tono amigable.

 

(Tadeo)-Disculpe si le he ofendido Sr. Cefas… ¡bueno, no voy a ser malo!, como decía, disculpa si te he ofendido, pero como veras, cambiar tu nombre original de Cefas a Pedro, puede sonar gracioso para otras personas, al igual que hiciste tu con lo de los muebles de Jesús.

 

(Juan)-¡Venga dejadlo ya…! pero a ver, quizás sea normal que Pedro tenga dudas, yo mismo tampoco he entendido muy bien lo que decía el Maestro esta noche sobre edificar algo nuevo sobre la antigua tradición, ¿alguien me lo puede aclarar?

 

(Santiago)-Claro Juan, lo que ocurre es que eres muy joven y por eso no asocias bien la referencia, veras, el Maestro se refiere a cuando Moisés libero a nuestro pueblo de ser esclavos en Egipto, o más concretamente a la última noche que pasaron allí antes de partir, en la cual se les pidió que estuvieran preparados, vestidos para el viaje, con todo empaquetado, e incluso que cocinaran sus alimentos de manera que pudieran comerlos ya en marcha.

 

En aquel momento se les ocurrió tomar la carne cocinada y hacerla trozos pequeños, para aderezarla con hierbas amargas y prensarla después entre hogazas de pan ácimo…

 

Un nuevo giro de la cámara tarantiniano nos devuelve otra vez a las cercanías de Jesús y el apóstol, quienes continúan dialogando al margen del otro grupo.

 

(Judas)-¡Pero si hasta he conseguido Sanedrín invierta cuarenta monedas de plata en la empresa!

 

(Jesús)- ¡Yaaaa… pero es que estamos hablando de la misma gente que quería encarcelarme por hacerles un escrache a los mercaderes “top manta” del templo…! que quieres que te diga, no me da mucha confianza que digamos.

 

(Judas)-Si, si… si tienes razón, pero lo que ocurre es que esos tíos son básicamente negociantes y políticos, y ya sabes lo que pasa cuando los negociantes/políticos llegan al poder…

 

(Jesús)- ¡Corrupción…!

 

(Judas)-¡Exacto!, y se han dado cuenta de que la idea es tan, tan buena, que si se quedan al margen en un par de años se arrepentirán…

 

(Jesús)- ¿Pero de verdad crees que es tan buena idea?

 

(Judas)-¡Es una idea fantástica Jesús, no dudes de tu propia inspiración…! crearas algo que llegara a todo el mundo, llevando felicidad a la humanidad…

 

(Jesús)- ¡AAAiiiinnss… En verdad, en verdad te digo Judas, que espero que tengas razón…!

 

(Judas)-Claro que tengo razón Maestro… una pieza de trozos de carne prensada, bien asada sobre leña, acompañada de lechuga y otras hierbas amargas, y servida entre dos crujientes panecillos de pan ácimo… ¡Exquisita!, ¡se me hace la boca agua solo de imaginármelo!, te lo digo yo… se van a vender como rosquillas.  ¡Por cierto!… deberías pensar en lo que te dije de ofrecer por un pequeño suplemento añadirle una loncha de queso de oveja tierno, sería una muy buena opción.

 

(Jesús)- ¡Valeee…!, pero aun tengo algunas dudas razonables, por ejemplo, lo del nombre del local…

 

(Judas)-¿”McReino”?... pues tiene toda la lógica, es el reino de los bocadillos Macabeos, de ahí lo de “Mc”, y el eslogan de “…no son de este mundo…”, expresa perfectamente lo que queremos decir.

 

(Jesús)- ¡No sé, no se…!, ¿Y los productos…?.

 

(Judas)-¡Fácil…!, “Mc Jehová”, porque no podrás tomártelo en vano, “Mc Maná”, un bocadillo familiar especialmente pensado para llevártelo y comértelo fuera, el menú infantil “Mc Herodes”, con un pequeño regalo a escoger, una cuadriga de juguete, una honda que funciona de verdad, una bolsita de piedras para lapidar, o un rompecabezas de una cruz, formado por tres piezas, (si contamos la cuerdecita), todo muy mono, eso sin olvidar las estrellas de la carta, el Mc Caín”, del que diremos que “mataras a tu hermano por uno de estos”, a este le tengo mucha fe, aunque creo que quizás deberíamos revisar el eslogan, y por supuesto el  “Mc Cristo” royal de luxe, “capaz de revivir a un muerto”… Sinceramente me parecen todos fantásticos.

 

(Jesús)- La verdad Judas es que cuando lo cuentas tu parece muy sencillo, tienes mucha labia, suerte que te tengo a ti para ayudarme, sinceramente, no sé qué haría si tu no estuvieras.

 

(Judas)- ¡Nahhhh Jesús…no te preocupes!, es fácil ponerse nervioso, ya sabes que yo NUNCA te traicionaría… y ahora qué tal si hablamos de la marca comercial, mira, un pintor amigo mío me ha hecho este dibujo para que pudiéramos tener una idea clara de cómo quedaría

 

(Jesús)- ¿Tres cruces doradas unidas por los brazos sobrepuestas a un círculo rojo?, la verdad es que no acabo de verle la relación…

 

(Judas)- Tu no te preocupes, el circulo es el sol, y las cruces unidas una analogía de la hermandad… ¡rollos psicológicos para vender mejor, ya sabes!

 

(Jesús)-¡Vale, vale… tu eres el que sabe de estas cosas, yo me fio de ti…!

 

(Judas)- ¡Una última cosa Maestro…!, ¿te importaría ponerte ahí de pie con los pies juntos, ¡vale!, y ahora levanta los brazos horizontalmente con las palmas apuntando adelante, reclina un poco la cabeza hacia tu hombro izquierdo y cierra los ojos como si estuvieras durmiendo… imagínate que le vas a dar un abrazo al mundo… ¡Aaaaasi… muy bien, perfecto!

 

 

(Jesús)-¿Para qué me haces hacer esto Judas?, ha resultado… raro.

 

(Judas)-¡Tranquilo… solo era una prueba sobre un concepto en el que estoy pensando!, algo relacionado con la promoción…

 

(Jesús)-¡Ahhhh… vale!, oye quizás deberíamos ir con los chicos, que ya hace rato que los dejamos solos, y oigo como gritos, ¡seguro que vuelven a estar discutiendo!

 

Judas asiente con la cabeza y ambos caminan tranquilamente al encuentro de los demás apóstoles, a lo lejos ven que por lo visto ha llegado otro pelotón de gente que lleva antorchas y que ambos conjuntos parecen estar enzarzados en una fuerte discusión. Frente a los nuevos llegados, hay un hombre sentado en el suelo llorando a moco tendido que se sujeta la cabeza ensangrentada mirando su oreja cortada en el suelo, por otro lado entre los seguidores de Jesús, Tomás y Santiago sujetan a Pedro que rojo de ira intenta soltarse agitando fieramente una espada corta con la hoja manchada de sangre.

 

El Maestro se pone entre las dos facciones, y pregunta por lo sucedido, Tadeo se adelanta, y meneando la cabeza con hartazgo, y un tonito irónico en la voz procede a informar de lo sucedido a Jesús.

 

(Tadeo)-¡Pues veras Maestro…! Nosotros estábamos a nuestras cosas, cuando ha llegado esta gente desde el pueblo, y han preguntado por ti, pues al parecer los ancianos del Sanedrín les habían ordenado que te llevaran ante ellos para hablar de no sé qué asunto que por lo visto tienes pendiente…  Pedro se ha adelantado y les ha dicho con una delicadeza cuestionable –Pedro le lanza una mirada furibunda a Tadeo, quien sonríe travieso- que “…estabas reunido, y no se te podía molestar…”.  ¡Entonces Malcó el criado del Sumo Sacerdote ha dicho que no les importaba y que iban a hablar contigo de todas maneras, le ha puesto la mano en el pecho a Pedro, y le ha dicho: “¡Aparta Cefas…!”, en ese momento Pedrito se ha "engorilao", ha sacado la espada y ha empezado a hacer molinetes como un babilonio loco mientras gritaba “…mellamoPedronomevacileshijodecienmilcabraaaas…”, y antes de que pudiéramos pararlo…¡¡¡ZAS!!!

 

(Jesús)-¿ZAS…?

 

(Tadeo)-¡Si, ZAS!, oreja cortada… El resto es historia… ellos por supuesto quieren matarlo a él, y nosotros sujetamos a Pedro para que no deje sordo a nadie más… -Se escuchan intentos de reprimir risitas por parte de ambos grupos. Jesús se da la vuelta mirando a Pedro menea la cabeza con aire agotado y le dice.

 

(Jesús)-Pedro… ¿Qué te había dicho sobre esa afición tuya por las herramientas cortantes? –Pedro se mira avergonzado los pies mientras intenta esconder el arma a su espalda, el Maestro tiende la mano para que se la dé, y Él la entrega, (no sin una cierta resistencia), Jesús observa la hoja manchada de sangre y luego levanta los ojos y mira a su apóstol a la cara diciéndole.

 

(Jesús)-¡No sé qué decirte Pedro!, ¿Qué pretendes… que mire la hoja ensangrentada y te diga “¡Felicidades… tu arma mata, puedes pasar al siguiente nivel de nuestro grupo!”, o algo así?

 

(Pedro)-¡Lo siento Maestro… me pudieron los nervios! – respondió el apóstol. De repente del fondo de su propio grupo se escucho la voz de Tadeo que en tono de humor decía “¡¡Es que el Cefas tiene la piel muy fina…!!”, provocando una mirada incendiaria de Pedro.

 

(Jesús)-Tranquilo Pedro… y vosotros dejadlo un ratito en paz ¿Vale?  A ver como solucionamos esto –se acerca a otro de sus discípulos y le entrega el arma para que la guarde, después se acerca hasta el herido que aun está llorando en el suelo, recoge la oreja cortada y le dice con dulzura.

 

(Jesús)-¡Nada temas… por la gracia de Dios todopoderoso voy a curar tus heridas! –y le coloca la oreja en su lugar… todos los presentes contienen la respiración expectantes, pero a los pocos segundos el apéndice se despega con un “pop” ridículo volviendo a caerse al suelo. Un tanto apurado Jesús la vuelve a recoger y esta vez le echa un poco de aliento frotándola contra la manga de su túnica antes de volver a ponerla de nuevo en su lugar… de donde vuelve a desprenderse aun más rápido que antes.

 

Finalmente, recoge el fragmento de cuerpo por tercera vez, y girándose hacia Pedro le dice.

 

(Jesús)-Pedro… tu penitencia será que junto con el resto de mis discípulos acompañaras a Malcó al curandero para que le sanen su herida, yo mientras tanto compareceré ante el Sanedrín…

 

Y mientras los dos grupos se dirigen hacia el pueblo la cámara va oscureciéndose, pero aun podemos ver una última escena de Jesús hablando con Judas…

 

(Jesús)-¡Judas… te entrego la oreja para que intentéis a ver si pueden cosérsela o algo así… en todo caso cuida de ella.

 

(Judas)-¡Descuida Maestro… así lo haré! –se para un momento a reflexionar y la imagen se vuelve completamente negra mientras aun lo oímos hablar consigo mismo en tono reflexivo.

 

-Tengo la oreja de Malcó… la oreja de Malcó… ¡un momento! 

 

“¡LA OREJA DE MALCÓ!”… ¡¡¡QUE GRAN NOMBRE PARA UN GRUPO MUSICAL…!!!

 

 

Vale, sii… esto tendría que haber sido un breve relato para poneros en situación seguido de un breve articulo más o menos irónico sobre religiones, sectas y demás, pero la verdad es que cuando me senté ante el teclado fui poseído por el espíritu de Stephen King el dios de los escritores con problemas de incontinencia verbal y la cosa fue a mas, y se fue complicando, y complicando, y al final quedo como lo que, (espero), acabáis de leer.

 

Poco que añadir salvo un par de cosas importantes, la primera es que el cuento intenta demostrar lo fácil que es crear una religión o una secta si se tienen los medios y la determinación adecuados. Y la segunda y ultima es por supuesto decir que lo he escrito sobre Jesús, no porque odie a los cristianos, en realidad, J.C. y yo nos llevamos bastante bien e incluso ha participado en algunos de nuestros programas, la he escrito así simplemente porque así me la dictaron las musas… aunque podría haberlo escrito sobre CUALQUIER religión o profesión de fe que se me hubiera ocurrido, no olvidéis que soy Budista Yen, y a lo único que rindo culto es a “la pasta”.

 

O sea que dicho esto, lo demás lo dejare para la noche del sábado, cuyo programa la verdad es que promete ser...

 

 ¡LEGEN-a ver esperad un momento-DARIO! 

 

 

 PD. Hoy no hay cita de película… pero es solamente para que meditéis en la fe que os parezca más defendible.

 

ESPACIO PUBLICITARIO PATROCINADO POR:

 

 

NO SE DE QUE OS ASOMBRAIS… NOSOTROS HACE AÑOS QUE CREAMOS LA “IGLESIA DE POTATO” Y AUN ES UN BUEN NEGOCIO, Y SI NO LO CREEIS ENTRAD A NUESTRA PAGINA WEB www.conversacionesconunvampiro.com DESDE LAS 23:00 h. A LAS 01:00 h. (HORA ESPAÑOLA) DEL PROXIMO SABADO NOCHE Y PULSAD EL BOTON DE ENLACE. SEGURO QUE OS UNIREIS A ELLA.

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acceso

Encuentrador

Recomendados

  • Megara
  • Caosfera
  • Pensamientos de una Vampira
  • Lunagris Fotografía
  • Tori Sparks

Contacta con nosotros

 

Escúchanos desde la zona de incertidumbre los Sábados de 23:00 a 01:00 (hora española)

 

whatsappccuvpeq4

 

CORREO
correo
@
conversacionesconunvampiro.com