Últimos mordiscos

  • Mia Warcryna
  • Julia Hp
  • image
  • Nimue Silverwolf
  • Inddia
  • Kao Lancharro
00757508
Hoy
ayer
Esta Semana
Sem. Anterior
Mensual
Mes anterior
Total
500
1066
3736
620849
36213
50162
757508
Tu IP: 3.234.254.115
22-10-2020 11:00

 

En una entrevista que le hicieron, Pau Donés dijo: "El cáncer me matará, pero ahora no me viene bien que me voy a surfear…".

 

 

Esto debería darnos una medida de la personalidad de este músico, que hoy finalmente nos ha dejado a los 53 años a causa de un cáncer que padecía desde hace casi cinco años. El, que se dio a conocer en 1996 con el nombre de “Jarabe de Palo”, ha fallecido hoy, según ha comunicado su familia, a consecuencia del cáncer que padecía desde agosto de 2015".

 

Durante los últimos meses, Donés, que había estado viviendo en un estado de semi retiro en su casa de Los Ángeles, reapareció con dos canciones nuevas “Vuelvo” y “Eso que tú me das”, (en cuyo video aparecía bailando su hija Sara, de 16 años), temas en los que queda patente no solo como la enfermedad y el tratamiento habían maltratado su imagen, sino el profundo aire de aceptación de los hechos y despedida en paz del cantante.

 

Ambas canciones se incluyen en el disco final de “Jarabe de Palo”, “Tragas o escupes”, que la semana pasada se publicaba por sorpresa en plataformas de streaming y que es la culminación de una carrera que despegó a mitad de los años 90. Por esa época, Donés era un chico guapo y atormentado. Según contó en su biografía “50 palos... y sigo soñando”.

 

De pequeño le diagnosticaron dislexia, y tuvo que aprender a leer y escribir como pudo, ya que le expulsaron de unos seis colegios, sin embargo, seguiría adelante enfrentándose con carácter al futuro, y aprendiendo a encarar la vida con resolución.

 

La tragedia parecía cebarse con él, su madre, Nuria, se suicidó cuando el cantante tenía 16 años. Ella sería la responsable de su pasión musical, quien le compró sus primeros discos y quien le regaló su primera guitarra, por eso, Pau no entendería jamás su renuncia a la vida. Como el mayor de los cuatro hermanos, se dedicó a cuidarlos y protegerlos con todas sus fuerzas mientras su padre, Amado, trabajaba en una entidad bancaria.

 

A pesar de este suceso traumático, decidió estudiar Económicas en la Universidad de Barcelona, pagándose los estudios a base de trabajar como modelo, camarero, botones en un banco, y finalmente ejecutivo en una agencia de publicidad... Y entonces, de una forma repentina llegó el éxito en la forma de “Jarabe de Palo”.

 

Porque en realidad, “Jarabe de Palo” no existe, el público tiene la impresión de que se trata de un grupo, sin comprender que, en realidad, Pau Donés es “Jarabe de Palo”, y “Jarabe de Palo” es Pau Donés junto a una serie de músicos que ponen banda sonora a sus canciones.

En 1996 un anuncio de cigarrillos popularizó su tema “La Flaca”, que estaba inspirado en una cubana llamada Alsoris Guzmán, a la que según reza la leyenda intentó conquistar sin éxito, una canción que, pese a no triunfar en su propio álbum, si lo hizo al ser incorporada a una recopilación llamada “Carácter Latino”, hasta el punto de que su estribillo se extendió rápidamente por todo el país. La melodía sonaba en todas partes a todas horas, y ese fenómeno marcó toda la carrera del artista aragonés.

 

Hombre determinado, y con mucho interés por el negocio, fue ayudado en el diseño del producto “Jarabe de Palo” por su hermano Marc. Con una gran ética de trabajo, y dotado de un entusiasmo a prueba de bombas, Pau Donés luchó durante meses para que “La Flaca” tuviera su oportunidad. El hecho de que finalmente triunfara de un modo abrumador más por la campaña comercial de la marca de tabaco “Ducados”, que por la gestión de la discográfica en la que estaba contratado fue una lección de vida que acabó incorporando a su carrera musical, defender su trabajo de manera incansable y que la industria de la música no le hiciera desviarse un ápice de sus ideas y objetivos.

 

Desde aquel primer hit, su sonido se encuadro en el llamado “pop latino”, a Pau, enérgico y optimista, le gustaba la música popular y su mayor interés se centraba en componer canciones sencillas y con gancho que la gente pudiera cantar a coro en las fiestas del pueblo, en la barra de un bar o en una fiesta con amigos, creaba temas para ser compartidos.

 

Sin embargo, el músico vio de inmediato el peligro de quedar encasillado debido a su primer éxito, y fue ampliando su registro con nuevos temas como “Bonito” o “Depende”. Un tipo de composiciones sencillas y efectivas que le permitieron mantenerse en el negocio durante más de veinte años, con una carrera muy estable. Pasó por varias compañías discográficas, y si bien no finalizo con polémica en ninguna de ellas, acabó apostando por la autogestión con su propio sello, “Tronco Records”.

 

Fuera de los focos, era un amante de la naturaleza. Tenía una gran casa en una parcela en Betlan, un pueblecito en el Vall d'Aran donde podía ver los Pirineos cada día a través de sus ventanas, pero a principios de este año la puso en venta por 2,3 millones de euros. También era un apasionado de las motos.

 

En julio del año pasado, Pau Donés, dijo basta, hizo las maletas y se fue con su hija Sara a California. En los alrededores de Los Ángeles alquiló una casa para olvidarse del cáncer, de la música y, sobre todo, para ejercer de padre. Una tarea que según sus propias palabras no pudo conjugar adecuadamente cuando Sara era pequeña porque estaba todo el tiempo de gira. Anuncia su "hasta luego" y se retira temporalmente de los escenarios, eliminando de paso sus perfiles en las R.R.S.S.

 

En Estados Unidos se dedica a darse tiempo libre y de convivencia con su hija, surfea, pasean juntos, se relaja, y al cabo de un cierto tiempo, empieza a componer de nuevo.

 

Dicen que acariciaba la idea de volver a subirse a un escenario en el 2021, para dar su primer concierto de regreso, pero que cuando se dio cuenta de que la enfermedad no se lo iba a permitir, decidió dejar el tratamiento y redoblar sus esfuerzos concentrándose en la grabación del que sería su disco final, para poder publicarlo antes de morir.

 

Recordado por aquellos con los que se relacionó como un excelente ser humano, cuya marca personal era ser siempre cariñoso y positivo, voy a citar las palabras de una de estas personas que tuvo la ocasión de conocerlo fuera de los escenarios.

 

“Hay gente que te deja una huella indeleble, aunque su paso por tu vida sea efímero... y Pau era uno de ellos”

 

Hasta siempre Pau Donés, descansa en paz.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acceso

Encuentrador

Recomendados

  • Pensamientos de una Vampira
  • image
  • Lunagris Fotografía

Contacta con nosotros

 

Escúchanos desde la zona de incertidumbre los Sábados de 23:00 a 01:00 (hora española)

 

whatsappccuvpeq4

 

CORREO
correo
@
conversacionesconunvampiro.com