Redes sociales

Nuestro Twitter

¿Quién está en línea?

Hay 72 invitados y ningún miembro en línea

Total: 53688

Orkonet

Actualmente enviamos mediante el correo cantidades ingentes de informacion, muchas sin importancia como fotos o powerpoints de "cascadas y gatitos" pero otros contienen información mucho mas sensible como direcciones, cuentas, o información que en manos de terceros podría resultar cuanto menos preocupante.

Hemos visto ultimamente que los servicios de internet cada vez estan mas sometidos al espionaje tanto de gobiernos como de grandes marcas. Y aunque desgraciadamente no se puede conseguir un cien por cien de seguridad siempre se les puede poner las cosas un poco más difíciles.

Por eso vamos a hablar de un sistema de encriptación para nuestros envios por e-mail basado en un sistema de clave publica y clave privada. El Pretty Good Privacy.

 

Diablo III - Vacaciones en el Infierno

 

 

“DIABLO III, VACACIONES EN EL INFIERNO”
 
Muy pocas cosas resultan tan atractivas en este mundo, como la de vestirte de héroe, y salir a matar monstruos, (o demonios del averno, como en el caso que nos ocupa), incluso diría que lo de rescatar a la princesa queda en un segundo plano, o como diría Conan el bárbaro… ¡ Matar a tus enemigos, aplastar sus cabezas mientras oyes los llantos de sus mujeres…!, y si hay algún juego en especial que sea una muestra clara de esta filosofía, ese es “Diablo”.
 
La simplicidad de su juego, que ya te enganchaba desde el muy primario “Diablo”, (ó “Diablo I”, para algunos), y que con sus gráficos básicos, además de su banda sonora simple pero suficiente, consiguió hacerse un hueco en el corazón de los “gámers”, y continuo haciéndolo con la aparición años después de “Diablo II” y su expansión, mucho más sofisticadas grafica y sonoramente. Siempre ha caracterizado a la saga en muchos aspectos. Pero en estos tiempos en los que la tecnología 3D y los sonidos en 7.1 y 9.1 gobiernan el mundo de los juegos, la saga necesitaba un cambio. Se han dado varios pasos para alcanzar otros niveles, pero, desgraciadamente, no todos han tenido el mismo éxito.
 
“Activision-Blizzard”, a grandes rasgos, siempre ha basado el sistema de combate de su saga “Diablo”, en apuntar con el ratón y hacer “click” sobre el enemigo para atacarlo. Y según el personaje escogido (entre bárbaros, magos, etc.) disponemos tanto de ataques físicos como mágicos. Cuantas más bajas causemos, más experiencia adquirimos, que, a su vez, llegado a cierto punto, nos hará aumentar de nivel. Entonces se nos recompensa con varios puntos para repartir entre diferentes estadísticas del personaje (como fuerza, destreza, etc.) y habilidades. Este sistema, simple divertido, y totalmente jugable, hace de la saga lo que es, y ha permitido que por ejemplo aún haya adictos, que sigan solicitando parches para poder jugar a la edición “Diablo II” y su expansión, con los nuevos sistemas operativos Windows 7 de 64 bits, 
 
En “Diablo III” esto sigue siendo así, excepto que ya no recibimos puntos al subir de nivel: las estadísticas aumentan automáticamente y las habilidades se desbloquean al llegar a determinados niveles. Este cambio es uno de los cuatro problemas más graves que tiene el juego, ya que la personalización del personaje desaparece casi por completo.
 
Diablo III - Vacaciones en el Infierno
 
Otro de los principales escollos de la nueva versión, aunque probablemente, se podría decir que es más un gusto personal que un problema, se encuentra en el diseño de los niveles. Aunque en principio es cierto que hay que agradecer que los niveles inferiores ya no tengan la misma forma cuadrada de anteriores versiones, y dispongan de un nuevo aspecto mucho más real, con mayor cantidad de detalles, logrado usando una estructura multicapa, con varios "estratos" gráficos que añaden profundidad, no es menos verdad que el segundo de los problemas de esta edición del juego lo encontraremos en la fotografía, la iluminación y las texturas. 
 
Se nota un gran salto de calidad en el juego de luces, pero los tres apartados que he mencionado resultan demasiado coloridos, y muy poco acordes con el contexto de la saga. Y además una gran parte de las texturas tienen cierto un cierto aspecto “troquelado”, no presentando ningún relieve o curva de nivel, con lo cual, dan la impresión en muchas ocasiones de que los diferentes escenarios son planos por completo, un error a mi juicio imperdonable, en estos tiempos de “supertarjetas graficas”, capaces de “implementar”, imágenes prácticamente reales. 
 
A tener en cuenta en este apartado, aunque no sea tan grave como lo demás, es necesario poner de manifiesto, que muchos de los niveles inferiores, (esos a los que no es necesario acceder obligatoriamente para resolver la aventura, pero que en cambio vienen muy bien para encontrar nuevos objetos especiales y obtener experiencia), han quedado tristemente reducidos a una simple sala de pocos metros de longitud, y escasa complejidad de resolución.
 
Diablo III - Vacaciones en el Infierno
 
El tercer obstáculo que se nos presenta es simple aunque muy importante: la dificultad. Es cierto que el juego sigue disponiendo de varios niveles de dificultad, pero el único al que podemos acceder desde el primer momento es extremadamente fácil. No solo porque la gran mayoría de los enemigos no necesitan más que un par de golpes para ser abatidos, si no porque cuando los matamos, muchos de ellos dejan caer unos orbes rojos que regeneran nuestra vida y la de nuestros aliados (aunque sigan existiendo las pociones de vida), esto sumado a que cada dos minutos se nos dé una bonificación, en forma de experiencia, por ejemplo, cuando superamos la cantidad de enemigos abatidos de una sola vez, ( ¡lo más triste es que hasta se nos recompense por destruir barriles!... aunque hay que recordar que algo similar ocurría con el juego ”Hellgate London” de la misma compañía...), o al llevar a cabo determinadas acciones de progreso en el juego, determina que la velocidad de progresión sea inusualmente rápida, (de hecho lo he “testeado” personalmente y en un par de días “plenamente dedicado”, es muy fácil pasarte el juego entero), lo que baja el nivel de atractivo, restándole emoción a la aventura, y no solo para los “gamers” más extremos, si no también para los jugadores promedio.
 Por si no fuera suficientemente fácil avanzar así, el sistema de guardado con el que podíamos “salvar” la partida en cualquier momento, que estaba presente en otras “capítulos” de la saga, se ha convertido en un sistema automático de puntos de control desde los cuales revivimos si nos matan.
 
Y finalmente llegamos al último problema, el modo “offline”. Este sistema de juego, ha resultado desechado por completo, lo que nos obliga a estar conectados a internet para poder jugar, lo que presenta la dificultad de que si por lo que sea, nos apetece jugar solos, y los servidores se encuentran ocupados en ese momento, no nos quedara otro remedio que esperar, con lo que en muchas ocasiones, el aburrimiento hará que acabemos jugando a cualquier otro juego que tengamos instalado, y esto va en detrimento de “Activision-Blizzard”. Hay que remarcar que lo que acabo de mencionar no es una suposición, si no más bien una realidad probada, ya que el primer dia de lanzamiento del juego, la entrada a los “servers” estuvo plagada de problemas, situación que no tiene excusa, y mucho menos teniendo en cuenta que esto mismo, ya le ha ocurrido a la compañía en varias ocasiones. Es una verdadera lástima que esta sea la única forma que las compañías hayan desarrollado para supuestamente evitar la piratería.
 
Diablo III - Vacaciones en el Infierno
 
 
¿Es interesante adquirir “Diablo III” y jugarlo? Sí, pero por motivos tales como averiguar como sigue la historia, y por revisitar algunas zonas del primer “Diablo”, pero, sobre todo, porque sigue manteniendo, (a pesar de ese aspecto a lo “World of Warcraft”), parte del espíritu de las dos primeras entregas. Tengo que reconocer que tiene algunas mejoras satisfactorias, como la del inventario, que al pasar el ratón sobre un objeto aparece una ventana con sus atributos (aunque esto ya ocurría antes) y, al lado, aparece otra con los del objeto equipado indicándonos automáticamente cuales de estos se ven modificados y en qué medida, aunque siendo sinceros, ir pasando el ratón sobre ambos objetos para compararlos, no es que fuera un gran trabajo…
La lástima es que “Activision-Blizzard”, haya querido apostar, por la opción de hacer un juego para todo tipo de público, pero, a costa de disminuir la dificultad y eliminar el sistema de puntos de experiencia al subir de nivel, creo sinceramente que los habituales seguidores de la línea de producto se sentirán un tanto “estafados” por el resultado, y los que hayan oído contar maravillas de esta saga, probablemente se decepcionen al probarlo, juzgando lo oído como exageraciones. 
La sombra de lo casual y del ir buscando dinero a costa de nombres reconocidos es muy larga... y creo que su precio es excesivo para lo que ofrece al usuario. Yo particularmente  lo hubiera dejado en unos 35-40 €, y más en épocas de recesión, donde es un esfuerzo considerable, destinar casi 60 euros para la adquisición de un juego de PC, sobre todo teniendo en cuenta que se pueden encontrar otras opciones similares como el mencionado “WOW”, ó el nuevo, y muy superior tanto a nivel grafico como de jugabilidad “Guild Wars II”, que ya comentaremos en otro artículo.
 
 
 
 
Un abrazo a todos y “Saludos Chochonos”…
Diablo III - Vacaciones en el Infierno
 
 

Buscar

Contacta con nosotros

Escuchanos en directoo

Escúchanos desde la zona de incertidumbre los viernes de 23:00 a 02:00 (hora española)

 

CORREO
correo
@
conversacionesconunvampiro.com

 

Recomendados

  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image

Links Patrocinados

Visitor counter, Heat Map, Conversion tracking, Search Rank